Santo Domingo de Guzmán
(1170-1221)

El siglo 13 vio el movimiento de las poblaciones de un europa rural al nacimeinto de las grandes ciudades.  Las muchas necesidades sociales del tiempo causaron  la fundación de las órdenes religiosas.

La predicación estuvo en crisis.  La ley de la iglesia del día prohibió la predicación si no fuera un obispo.  Por eso pocas veces realmente escuchó la PALABRA el pueblo, por las pesadas cargas administrativas del espicopado.  Las enseñanzas de los fieles estaban llenas de errores doctrinales que se tenían que corregir.  Para enfrentar este crisis, Domingo de Guzmán fundó la Orden de Predicadores (OP).  Domingo fundó primero las monjas para que rezaran  por los predicadores.  Después los hermanos para que asistieran a los predicadores en el camino.  Los frailes dominicos llenaron las ciudades y lospueblos con predicadores y maestros.  Las posiciones principales de las universidades estaban llenas con frailes como San Alberto Magno (1206-1280), Santo Tomás de Aquino (1225-1274), y Don Maestro Eckhart (1260-1327).  La orden produjo grandes místicos como Santa Caterina de Siena (1347-1380), una de los tres Doctores de la Iglesia.  Santa Rosa de Lima, (1586-1617) fue la primera santa del “nuevo mundo.”

Hoy la familia dominica es activa en todas partes del mundo.  Cientos de hombres y mujeres de la Orden han sido nombrados santos y beatos.  La PALABRA predicada es reconocer gracia en nuestros tiempos.  Todos nosotros, por nuestro bautismo, somos predicadores itinerantes de la Buena Nueva de Jesucristo.

El Génesis de la Predicación Itinerante

Friar Brian Guadalupe Walker, OP